Categorías
Hablar en Público

Las bases para hablar en público

Los 3 errores más comunes de conferencistas profesionales

¿Qué es hablar en público? ¿Qué es comunicarse? Aquí regresamos a primaria, con el proceso de la comunicación, pero el objetivo no es que te lo aprendas para el examen, el objetivo es que lo sepas aplicar y mejore tu comunicación.

Diagrama de comunicación
Proceso de comunicación

Seguro que recuerdas el diagrama de comunicación: emisor, receptor, mensaje, y no olvidemos la retroalimentación, el ruido externo e interno porque son realmente importantes.

¿Cuál es el proceso de la comunicación?

Los elementos involucrados son: emisor, receptor, mensaje, retroalimentación y ruido. Estos pasan dentro de un contexto.
El proceso inicia con el emisor al querer trasmitir una idea o mensaje al receptor.

Cada vez que quieras comunicar una idea sé consciente que para que se dé la comunicación deben de existir todos estos elementos. La mayoría de los oradores suelen olvidarse de alguno de ellos, y creen que con decir lo que tenían planeado cuál monologo bien ensayado se logrará lo que se habían planteado, y la verdad es que no.

1° Error: no tener retroalimentación

Si ya has hablado en público y no tienes ni idea de cómo estaba tu audiencia, entonces no tuviste retroalimentación, este es uno de los 3 problemas principales. El no tener retroalimentación te impide saber en qué estado emocional se encuentra tu público, si es que entienden lo que les estás diciendo y si realmente lograste persuadirlos e impactar en la forma en la que querías hacerlo.

Público cansado
¿Qué te dice su corporalidad, público cansado?

Una vez estuve en una conferencia donde la audiencia eran los participantes de un seminario de liderazgo, la conferencia se llevó a cabo después de una dinámica y todos estaban realmente animados y con mucha energía, parecía que podían estar saltando todo el día; sin embargo, el conferencista llegó y dio su conferencia sin siquiera analizar cómo estaba su audiencia, tenía varias dinámicas de reflexión y aunque se llevaron a cabo, el impacto no fue el esperado.

Lo peor de todo es que al final de la conferencia había una dinámica motivacional, para saltar y salir con la energía y la fuerza necesaria para cambiar las cosas, pero ya estaban cansados físicamente por el ejercicio previo, y emocionalmente por la reflexión, así que esta dinámica perdió fuerza, y el mensaje se diluyó entre tanto cambio emocional.

2° Error: no usar el ruido de la comunicación a tu favor.

Otro de los elementos que con más frecuencia se olvida es el ruido mental de la otra persona. Tu público va a estar pensando en algo cuando tú estés hablando y hay que tomarlo en consideración para poder planear un buen mensaje que guíe los pensamientos de tu público y así ayudarlo a que estructuren tu idea y la entiendan a la perfección.

Utiliza el ruido mental para comunicar

Distracciones comunes

Recuerdo que en mi universidad se llevó acabo un congreso de biotecnología, no me pregunten el tema de la conferencia porque no lo recuerdo, pero lo que si recuerdo es que el ponente hablaba 10 segundos por cada diapositiva.

En la esquina inferior derecha de la presentación se veía el número de diapositivas, y no, no era una neuro presentación. Recuero que entre los amigos apostamos a ver a qué número llegaba, evidentemente, nuestros pensamientos no estaban en el tema que quería explicar el ponente, sino en el tiempo que se tardaba por diapositiva; que por cierto fueron 315 diapositivas en hora y media.

3° Error: mal uso del contexto

El último de los elementos más olvidados es el contexto, es decir, el momento y el lugar del mensaje. Este pequeño elemento que casi no se toma en consideración hace que el mensaje sea asertivo o indiscreto, prudente o molesto. Aplica tanto en conversaciones profesionales, familiares y por supuesto también en conferencias.

EL tiempo perfecto

Estoy seguro, que te ha tocado en alguna conferencia escuchar un chiste que nadie entiende o peor aún, que llega a ofender a los participantes. En una celebración católica me tocó una vez que dentro del sermón el cura regañó a los presentes, ya que en ese horario había partido de futbol y había muy pocas personas en la iglesia. ¿Regañó a las personas correctas? ¿Era el momento para decirlo? La realidad es que no, se dejó llevar por las emociones y afectó no solo el sermón de ese día sino también su reputación.

Por ello todo el diagrama de comunicación es importante, no solo los 3 primeros puntos. Recuerda que un mensaje claro, el analizar a tu audiencia, prepararte como orador y tener los mejores recursos es igual de importante para impactar a tu público.

Seguro que ahora te estarás preguntando, y cómo evito esos errores, o cómo puedo mejorar mis habilidades para identificar si el contexto esta a mi favor, o si la retroalimentación es correcta, o cómo puedo saber utilizar el ruido.

Vive el momento, saca la basura de tu cabeza.

Como te pudiste percatar la respuesta a la pregunta es simple, hacerlo en la práctica es un poco más complejo; si no puedes hacerlo me encantaría ser tu guía en tu camino como orador y artista en comunicación oral.

Decídete y cambia positivamente tu vida.


Artículos que podrían interesarte


¿Qué más quieres saber sobre las bases para hablar en público?

25 respuestas a «Las bases para hablar en público»

Me parece muy interesante sobretodo la parte del ruido y de la retroalimentación, creo que es muy importante ver cómo está tu público, su respuesta a lo que dices y lo que necesitas hacer o modificar para que su atención esté bien puesta en tu presentación.

Considero que es muy importante la preparación de un tema antes de presentar, pero no me había puesto a pensar en los factores del momento que pueden determinar si la exposición tiene un impacto o no. El punto que más me preocupa es el ruido mental, ya que creo no es fácil poder llamar la atención de personas que están pensando en diferentes cosas a la vez y es algo que me gustaría entender con mayor profundidad.

Creo que es muy importante tomar en consideración a tu público, ya que el qué tan bien reciba el mensaje medirá la efectividad de tu presentación. En muchas ocasiones nos concentramos tanto en el uso correcto de las palabras o el dominio del tema, que dejamos de prestar atención al contexto o a la retroalimentación, algo que es importante tomar en cuenta para notar si se está logrando tu objetivo.
Yo me preguntaría ¿Es posible mejorar la retroalimentación en plena presentación? y de ser así ¿Cómo cambiarías el rumbo?

Punto de vista:
Aunque parezcan tips muy lógicos, son importantes porque son pequeños detalles que marcan la diferencia a la hora de enviar un mensaje. También aplicarlos de forma que trabajen todos en conjunto a tu favor se obtiene con la práctica y de ahí podemos sacar errores personales y mejorarlos con la retroalimentación de las personas que nos ven.

Preguntas:

• ¿Cómo adaptarse a las emociones de una audiencia?
• ¿Es recomendable hablar brevemente en las diapositivas y hacer varías o al revés?

Algunas veces, al exponer, se nos olvida que la finalidad es transmitir un mensaje de la mejor forma posible al publico que tenemos frente a nosotros, nos concentramos tanto en el tema y en presentar como tal, que podemos dejar de lado a la audiencia. No tiene sentido intentar exponer si la audiencia no prestará suficiente atención por culpa de situaciones que uno como expositor podría prevenir, por eso, a veces, es mejor adaptarse al público para lograr resultados memorables, que sólo cumplir con el trabajo y haber aportado poco, o nada, por no haber tomado decisiones que ayudaran a solucionar el problema.

Creo que nunca había pensado en lo de usar el silencio a mi favor, el guiar los pensamientos de una persona en la audiencia me parece más profundo a que solo dar un discurso frente a muchas personas.

Hola Diego, me gusto muchísimo este artículo. Yo creo que en lo que más debería uno observar como orador es la comunicación verbal de la audiencia. Sin embargo mi pregunta es, ¿qué hacer si de repente cometes alguna de las fallas al presentar?

En general hacer evidente tu falla ayuda pero, si estas hablando de los 3 errores de este artículo, creo que mi respuesta seria bastante larga. Como para escribir otro. 😀
Prometo ponerlo en la lista.

Tengo un ejemplo del mal uso del contexto, una vez fui a una conferencia sobre el ambiente donde el orador se la pasó haciendo chistes climáticos que nadie entendía. él orador era muy reconocido y tenía mucha experiencia, pero a nadie la pareció así porque sus chistes le quitaban autoridad de una manera negativa. No recuerdo nada de lo que dijo.

Muy interesante el articulo del profe Diego, pero concretamente hubo un punto el cual me llamo mucho la atención y fue exactamente el de la retroalimentación y es que veo muy complicado el tener una correcta retro alimentación ya que en lo general un público de «nuestra edad» lo que mas desea es que se acabe la conferencia ya que es muy difícil que el tema sea agradable para todos.

Siento que es porque no tienen interés en lo que les estás presentando. En mis presentaciones es justo el mayor problema que tengo, siento que no conecto con ellos, y a pesar de que se supone están ahí por voluntad, no muestran interés. ¿Hay manera de hacer una mejor retroalimentación en línea?

Bueno es posible que no les interese el tema que abordas, en ese caso debe de haber una perspectiva que les pueda llamar la atención.
El poder conectar con la audiencia es un poco más complejo que elegir el tema y la forma de abordarlo, también tiene que ver con el ritmo, la voz, apoyos verbales, figuras literarias, la dinamia de la platica y lo más difícil en estos momentos, el manejo del contexto.

No había pensado en utilizar el ruido mental de la audiencia a mi favor, sin embargo, ahora veo que es necesario para planear el mensaje.

No habia pensando en el ruido mental del publico y la verdad si es algo en tomar a consideracion para dar el mensaje correcto

En mi opinión siento que el más común y el más importante de tener en cuenta es el no tener retroalimentación. El saber a quién le estás hablando, el por qué a ellos, es donde tu discurso tiene que impactar, sin la audiencia a tu favor es muy difícil que tu discurso llame la atención.

A veces regresar a lo más básico es necesario para encontrar nuestros errores. La información del artículo parece obvia pero eso nos lleva a darlo por hecho y prestar atención a otros aspectos. Sobre todo en el contexto, un mal uso de este elemento puede desacreditar por completo al orador.

Me pareció muy interesante la parte del ruido , ya que nunca lo había visto de esa manera , y me gusto el giro que le diste en ves de ser un contra se convirtió en algo positivo para el expositor

Gracias por los consejos, me llamo mucho la atención la parte de usar el ruido a mi favor y lo de el contexto, opinó lo mismo y se que el explicar así como empatizar con el publico, es necesario. Este punto me ayuda bastante. ¡Mil gracias Pacheco!

Me pareció muy interesante el punto 2° de «usar el ruido de la comunicación a tu favor», porque durante muchas conferencias me ha tocado que me saturo pensando y reflexionando cada oración que menciona el orador. Hasta este momento no había considerado que esto podía ser considerado como ruido y mucho menos creía que podíamos utilizarlo a nuestro favor. Me llevo de esta publicación algunas preguntas para nuestra sesión, muchas gracias por compartir esta información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.